Resumen: 2ª Conferencia “Psicología de la posible evolución del hombre” de Gurjdieff

En el primer estado de conciencia, es decir, en el sueño, no podemos saber nada de la verdad. Inclusive si nos llegan algunas percepciones o sentimientos reales, estos se mezclan con los sueños, y en el estado de sueño no podemos distinguir entre los sueños y la realidad.

En el segundo estado de conciencia, es decir en el sueño despierto, sólo podemos conocer la verdad relativa, y es de allí de donde viene el término “conciencia relativa”.

En el tercer estado de conciencia, o sea en el estado de conciencia de sí, podemos conocer toda la verdad sobre nosotros mismos.

En el cuarto estado de conciencia, es decir en el estado de conciencia objetiva, se supone que somos capaces de conocer toda la verdad sobre todas las cosas; podemos estudiar “las cosas en si mismas”, “el mundo tal como es”.

– Quienes quieran cambiar su estado de conciencia necesitan una escuela. Pero antes deben darse cuenta de su necesidad.

Es imposible estudiar al hombre como un todo, porque el hombre está dividido en dos partes: una que, en algunos casos, puede ser casi toda real, y la otra parte que, en algunos casos, puede ser casi totalmente imaginaria. En la mayoría de los hombres corrientes estas dos partes están entremezcladas, y no se pueden distinguir fácilmente, aunque ambas estén allí, y ambas tengan su propio significado y efecto.En el sistema que estamos estudiando, estas dos partes son llamadas esencia y personalidad.

La esencia es lo innato en el hombre.La personalidad es lo adquirido.

Cuando la personalidad comienza a dominar a la esencia, y cuando el hombre se vuelve menos sano, comienza a gustarle lo que es malo para él y a disgustarle lo que le es bueno.Esto está relacionado con la causa principal de lo que puede estar mal en las relaciones mutuas entre la esencia y la personalidad.

El medio para este estudio es la observación de sí mismo. No hay otra manera y nadie puede hacer este trabajo por nosotros.Pero antes de ello, tenemos que aprender cómo observar.

Debemos saber que es necesario observar diferentes funciones y distinguir una de otra, recordando, al mismo tiempo; acerca de los diferentes estados de conciencia, acerca de nuestro sueño y acerca de los numerosos “yoes” que hay en nosotros.

Al observarse a sí mismo, debe recordar siempre que el estudio de sí es el primer paso hacia su posible evolución.

Descubre que cuanto más puede controlar una manifestación, tanto menos dañina puede ser, y que cuanto menos pueda controlarla, es decir, cuanto más mecánica sea, tanto más dañina puede llegar a ser.

RASGOS DAÑINOS

  1. La mentira es inevitable en la vida mecánica. Nadie puede escaparse de ella, y cuanto más uno cree que está libre de la mentira tanto más está uno en ella. Tal cual es la vida no podría existir sin la mentira.
  2. La imaginación Inmediatamente después de comenzar la observación de sí llega a la conclusión de que el obstáculo principal para la observación es la imaginación. Quiere observar algo, pero en vez de ello, comienza en él la imaginación sobre ese algo, y se olvida de la observación.
  3. Emociones negativas: Todas las emociones de violencia o depresión: compasión de sí mismo, cólera, suspicacia, miedo, fastidio, aburrimiento, desconfianza, celos, etc. Ordinariamente uno acepta la expresión de estas emociones negativas como algo muy natural y hasta necesario. Muy a menudo la gente la llama “sinceridad”. Por supuesto no tiene nada que ver con sinceridad; es simplemente un signo de debilidad en el hombre, un signo de mal genio y de incapacidad de guardar para sí los motivos de queja.
  4. Hablar Innecesariamente: Uno no puede observar nada si no controla su hablar, y todos los resultados de las observaciones se evaporarán de inmediato al hablar.

Si un hombre ha recibido cierto material, se olvida de usarlo, se olvida de observarse a sí mismo; en otras palabras, vuelve a caer en el sueño y debe ser despertado siempre.

Esta “caída en el sueño” tiene ciertas características propias definidas, desconocidas en la psicología ordinaria. Estas características requieren un estudio especial.

  1. Identificación: el hombre es incapaz de ver imparcialmente el objeto de su identificación. Es difícil encontrar una
    cosa, por pequeña que sea, con la cual el hombre no se pueda “identificar”.
  2. Consideración: Es un estado en el cual el hombre se preocupa constantemente acerca de lo que otras personas piensan de él; si lo tratan como se merece, si lo admiran suficientemente, etc.,etc. El “considerar” desempeña un papel muy importante en la vida de todo el mundo, pero en algunas personas se convierte en una obsesión.

Tanto la “identificación” como la “consideración” deben ser estudiadas muy seriamente

En todos los casos es siempre el “hombre”. Con el fin de obviar esta dificultad y para ayudar al estudiante a clasificar sus nuevas ideas, esta enseñanza divide al hombre en siete categorías. Los tres primeros se encuentran al mismo nivel

  1. El hombre físico: en el cual los centros motor e instintivo predominan sobre el intelectual y el emocional
  2. El hombre emocional: en el cual el centro emocional predomina sobre el intelectual, el motor y e instintivo
  3. El hombre intelectual: en el cual el centro intelectual predomina sobre el emocional, el motor y el
    instintivo.
  4. El hombre nº 4: que sus funciones y sus centros están mejor equilibrados, de una manera tal que no podría equilibrarlos sin trabajar sobre sí mismo, de acuerdo con los principios y métodos de una escuela
  5. El hombre N° 5 es un hombre que ha adquirido la unidad y la conciencia de sí. Es diferente del hombre ordinario, porque en él ya trabaja uno de los centros superiores, y tiene muchas funciones y poderes que un hombre ordinario
  6. El hombre N° 6 es un hombre que ha adquirido la conciencia objetiva. Otro centro superior trabaja en él.
    Posee muchas más nuevas facultades y poderes, más allá de la comprensión del hombre ordinario.
  7. El hombre N° 7 es un hombre que ha alcanzado todo lo que un hombre puede alcanzar. Tiene un “Yo” permanente y una voluntad libre. Puede controlar todos los estados de conciencia en sí mismo y ya no puede perder nada de lo que ha adquirido.
Anuncios