Los preceptos de Gurdjieff

Para difundir sus enseñanzas, fueron creando distintos centros de estudio e investigación en muchas ciudades llamados « Institutos para el Desarrollo Armonioso del Hombre». Una de las actividades características en estos institutos era el estudio de las danzas coreográficas originales de Gurdjieff. Durante los años en Rusia fueron llamadas «Gimnasias Sagradas», y sus «Movimientos». Adjuntamos un video tributo al trabajo de Gurdjieff.

Estos son sus 83 preceptos o mandamientos:

1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
2. Termina siempre lo que comenzaste.
3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
7. Ordena lo que has desordenado.
8. Aprende a recibir, agradece cada don.
9. Cesa de autodefinirte.
10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
12. No desees ser imitado.
13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.

14. No ocupes demasiado espacio.
15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
16. Si no la tienes, imita la fe.
17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
18. No te apropies de nada ni de nadie.
19. Reparte equitativamente.
20. No seduzcas.
21. Come y duerme lo estrictamente necesario.
22. No hables de tus problemas personales.
23.. No emitas juicios ni cri­ticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
24. No establezcas amistades inútiles.
25. No sigas modas.
26. No te vendas.
27. Respeta los contratos que has firmado.
28. Sé puntual.
29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
30.. Habla sólo lo necesario.
31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
32. Nunca amenaces.
33. Realiza tus promesas.
34. En una discusión ponte en el lugar del otro.
35. Admite que alguien te supere.
36. No elimines, sino transforma.
37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.

38. Ayuda al otro a ayudarse a si­ mismo.
39. Vence tus antipatí­as y acércate a las personas que deseas rechazar.
40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
41. Transforma tu orgullo en dignidad.
42.. Transforma tu cólera en creatividad.
43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
45. Transforma tu odio en caridad.
46. No te alabes ni te insultes.
47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
48. No te quejes.
49. Desarrolla tu imaginación.
50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
51. Paga los servicios que te dan.
52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.
53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatí­a, complicidad.
54. No trates de distinguirte por tu apariencia.
55. Nunca contradigas, sólo calla.
56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
57. Si ofendes a alguien, pi­dele perdón.
58. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho
de que fuiste tú quien las enunció.
61. No conserves objetos inútiles.
62. No te adornes con ideas ajenas.
63. No te fotografíes junto a personajes famosos.
64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
65. Nunca te definas por lo que posees.
66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
67. Acepta que nada es tuyo.
68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.
70. No mires con disimulo, mira fijamente.
71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
72. En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado.
73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.
74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.
79. No te jactes de aventuras amorosas.
80. No te vanaglories de tus debilidades.
81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
82. Obtén para repartir.
83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…

Resumen: 2ª Conferencia “Psicología de la posible evolución del hombre” de Gurjdieff

En el primer estado de conciencia, es decir, en el sueño, no podemos saber nada de la verdad. Inclusive si nos llegan algunas percepciones o sentimientos reales, estos se mezclan con los sueños, y en el estado de sueño no podemos distinguir entre los sueños y la realidad.

En el segundo estado de conciencia, es decir en el sueño despierto, sólo podemos conocer la verdad relativa, y es de allí de donde viene el término “conciencia relativa”.

En el tercer estado de conciencia, o sea en el estado de conciencia de sí, podemos conocer toda la verdad sobre nosotros mismos.

En el cuarto estado de conciencia, es decir en el estado de conciencia objetiva, se supone que somos capaces de conocer toda la verdad sobre todas las cosas; podemos estudiar “las cosas en si mismas”, “el mundo tal como es”.

– Quienes quieran cambiar su estado de conciencia necesitan una escuela. Pero antes deben darse cuenta de su necesidad.

Es imposible estudiar al hombre como un todo, porque el hombre está dividido en dos partes: una que, en algunos casos, puede ser casi toda real, y la otra parte que, en algunos casos, puede ser casi totalmente imaginaria. En la mayoría de los hombres corrientes estas dos partes están entremezcladas, y no se pueden distinguir fácilmente, aunque ambas estén allí, y ambas tengan su propio significado y efecto.En el sistema que estamos estudiando, estas dos partes son llamadas esencia y personalidad.

La esencia es lo innato en el hombre.La personalidad es lo adquirido.

Cuando la personalidad comienza a dominar a la esencia, y cuando el hombre se vuelve menos sano, comienza a gustarle lo que es malo para él y a disgustarle lo que le es bueno.Esto está relacionado con la causa principal de lo que puede estar mal en las relaciones mutuas entre la esencia y la personalidad.

El medio para este estudio es la observación de sí mismo. No hay otra manera y nadie puede hacer este trabajo por nosotros.Pero antes de ello, tenemos que aprender cómo observar.

Debemos saber que es necesario observar diferentes funciones y distinguir una de otra, recordando, al mismo tiempo; acerca de los diferentes estados de conciencia, acerca de nuestro sueño y acerca de los numerosos “yoes” que hay en nosotros.

Al observarse a sí mismo, debe recordar siempre que el estudio de sí es el primer paso hacia su posible evolución.

Descubre que cuanto más puede controlar una manifestación, tanto menos dañina puede ser, y que cuanto menos pueda controlarla, es decir, cuanto más mecánica sea, tanto más dañina puede llegar a ser.

RASGOS DAÑINOS

  1. La mentira es inevitable en la vida mecánica. Nadie puede escaparse de ella, y cuanto más uno cree que está libre de la mentira tanto más está uno en ella. Tal cual es la vida no podría existir sin la mentira.
  2. La imaginación Inmediatamente después de comenzar la observación de sí llega a la conclusión de que el obstáculo principal para la observación es la imaginación. Quiere observar algo, pero en vez de ello, comienza en él la imaginación sobre ese algo, y se olvida de la observación.
  3. Emociones negativas: Todas las emociones de violencia o depresión: compasión de sí mismo, cólera, suspicacia, miedo, fastidio, aburrimiento, desconfianza, celos, etc. Ordinariamente uno acepta la expresión de estas emociones negativas como algo muy natural y hasta necesario. Muy a menudo la gente la llama “sinceridad”. Por supuesto no tiene nada que ver con sinceridad; es simplemente un signo de debilidad en el hombre, un signo de mal genio y de incapacidad de guardar para sí los motivos de queja.
  4. Hablar Innecesariamente: Uno no puede observar nada si no controla su hablar, y todos los resultados de las observaciones se evaporarán de inmediato al hablar.

Si un hombre ha recibido cierto material, se olvida de usarlo, se olvida de observarse a sí mismo; en otras palabras, vuelve a caer en el sueño y debe ser despertado siempre.

Esta “caída en el sueño” tiene ciertas características propias definidas, desconocidas en la psicología ordinaria. Estas características requieren un estudio especial.

  1. Identificación: el hombre es incapaz de ver imparcialmente el objeto de su identificación. Es difícil encontrar una
    cosa, por pequeña que sea, con la cual el hombre no se pueda “identificar”.
  2. Consideración: Es un estado en el cual el hombre se preocupa constantemente acerca de lo que otras personas piensan de él; si lo tratan como se merece, si lo admiran suficientemente, etc.,etc. El “considerar” desempeña un papel muy importante en la vida de todo el mundo, pero en algunas personas se convierte en una obsesión.

Tanto la “identificación” como la “consideración” deben ser estudiadas muy seriamente

En todos los casos es siempre el “hombre”. Con el fin de obviar esta dificultad y para ayudar al estudiante a clasificar sus nuevas ideas, esta enseñanza divide al hombre en siete categorías. Los tres primeros se encuentran al mismo nivel

  1. El hombre físico: en el cual los centros motor e instintivo predominan sobre el intelectual y el emocional
  2. El hombre emocional: en el cual el centro emocional predomina sobre el intelectual, el motor y e instintivo
  3. El hombre intelectual: en el cual el centro intelectual predomina sobre el emocional, el motor y el
    instintivo.
  4. El hombre nº 4: que sus funciones y sus centros están mejor equilibrados, de una manera tal que no podría equilibrarlos sin trabajar sobre sí mismo, de acuerdo con los principios y métodos de una escuela
  5. El hombre N° 5 es un hombre que ha adquirido la unidad y la conciencia de sí. Es diferente del hombre ordinario, porque en él ya trabaja uno de los centros superiores, y tiene muchas funciones y poderes que un hombre ordinario
  6. El hombre N° 6 es un hombre que ha adquirido la conciencia objetiva. Otro centro superior trabaja en él.
    Posee muchas más nuevas facultades y poderes, más allá de la comprensión del hombre ordinario.
  7. El hombre N° 7 es un hombre que ha alcanzado todo lo que un hombre puede alcanzar. Tiene un “Yo” permanente y una voluntad libre. Puede controlar todos los estados de conciencia en sí mismo y ya no puede perder nada de lo que ha adquirido.

Los 38 aforismos de Gurdjieff

1. Lo que es, no se parece.

2. lo más grande que un hombre puede lograr es poder hacer.

3. Cuanto más malas sean las condiciones de la vida más productivo será el trabajo, siempre y cuando se recuerde el trabajo.

4. Recuérdese a sí mismo siempre y en cualquier lugar.

5. Recuerde que usted ha venido aquí habiendo entendido la necesidad de luchar contra sí mismo, sólo contra sí mismo. Por lo tanto, agradezca la oportunidad que otra persona le pueda dar para luchar contra sí mismo.

6. Aquí nosotros podemos tan sólo dirigir y crear condiciones, pero no ayudar.

7. Sabed que esta casa puede ser de utilidad tan solo a aquellos que han reconocido su nulidad y creen en la posibilidad de cambiar.

8. Si usted sabe que un acto es malo y lo realiza, comete un pecado difícilmente resarcible.

9. El principal significado de la felicidad en esta vida consiste en la habilidad de considerar siempre externamente, nunca internamente.

10. No ame el arte con sus sentimientos.

11. Un verdadero signo de un hombre bueno es que él ama a su padre y a su madre.

12. Juzgue a los demás por sí mismo, y raramente se equivocará.

13. Ayuda a aquel que no es holgazán.

14. Respeta toda religión.

15. Yo amo a aquel que ama el trabajo.

16. Podemos esforzarnos solamente por lograr ser cristianos.

17. No juzguéis a un hombre por las palabras de otros.

18. Considero lo que la gente piensa de usted, no lo que dice.

19. Tomad el entendimiento del Este y el conocimiento del Oeste y entonces buscad.

20. Sólo aquel que puede cuidar lo que pertenece a otros, puede tener lo propio.

21. Sólo el sufrimiento consciente tiene algún sentido.

22. Es mejor ser temporalmente egoísta que nunca ser justo.

23. Practicad el amor primero con los animales, ellos son más sensitivos.

24. Enseñándoles a otros es como uno aprende.

25. Recordad que aquí el trabajo no se hace por causa del trabajar, sino que sólo es un medio.

26. Sólo aquel capaz de ser justo se puede poner en la posición de los demás.

27. Si no tenéis por naturaleza una mente crítica, vuestra estancia aquí es inútil.

28. Aquel que ha liberado a su ser del mal de “mañana” tiene una oportunidad de lograr aquello por lo que vino aquí.

29. Bendito es aquel que posee un alma, bendito es aquel que no tiene ninguna, pero pena y angustia para aquel que la tiene en embrión.

30. El descanso no proviene de la cantidad sino de la calidad del dormir.

31. Dormir poco y sin pena.

32. la energía consumida en trabajo in terno activo es pues transformada en un fresco surtidor, pero aquella consumida en trabajo pasivo es perdida para siempre.

33. Uno de los mejores medios para despertar el deseo de trabajar sobre sí mismo, es el entender que usted puede morir en cualquier momento. Pero primero tiene que aprender cómo mantener esto en su mente.

34. El amor consciente evoca la misma respuesta equivalente. El amor emocional evoca lo opuesto a sí mismo. El amor físico depende del tipo y la polaridad.

35. La fe consciente es libertad. La fe emocional es esclavitud. La fe mecánica es estupidez.

36. La esperanza, cuando es atrevida, es fuerza. La esperanza con duda, es cobardía. La esperanza, con miedo, es debilidad.

37. Al hombre le ha sido dado un cierto número de experiencias y economizándolas, prolongará su vida.

38. Aquí no hay ni rusos, ni ingleses, ni judíos, ni cristianos, sino sólo aquellos que persiguen un objetivo: tener la capacidad de ser.

El cuarto camino de Gurdjeff – Ejercicios

A principios de este siglo, George Ivanovitch Gurdjieff  trajo al occidente un “nuevo” método que llamó el “CuartoCamino” para completar la transformación personal interior, que es la única tarea que merece la pena de tomarse enserio dentro de esta existencia.Lo que nosotros, actualmente llamamos el “Trabajo”, el “Cuarto Camino”, el camino de la “Evolución Personal” la”Evolución Voluntaria”, el camino de “Servicio para el Absoluto”, el “Despertar”, etc., tiene sus orígenes muy arraigadosen el mundo antiguo. Fue la primera religión conocida por el hombre, y sin embargo, en esa época, no se considerócomo una religión.Cuando se examina la historia de la humanidad en este planeta, la apariencia misma de la palabra “religión”, forma unalínea de demarcación, entre una época de una comunicación sin adornos con las fuerzas superiores, es decir, de hacer el Trabajo, y la ritualizada pseudo-espiritual histeria y represión, que tiene sus raíces en las aplastantes necesidadeseconómicas de la civilización humana.Hace más o menos ochenta mil años, el primer ser humano de todos, cuyo nombre se ha perdido en la antigüedad,asumía una funcional relación de trabajo con el Absoluto, y también con otras fuerzas superiores.

Descargar PDF/eBook

 

Encuentros con hombres notables – Gurdjieff

EN EL VERANO de 1922 llegó a Francia un desconocido,Gueorgui Ivánovich Gurdjieff. Le acompañaba un pequeño grupo dehombres y mujeres que lo habían conocido en Moscú y SanPetersburgo, lo habían seguido al Cáucaso durante la Revolución,habían tratado con él de mantener su actividad amparados de la guerraen Constantinopla y
luego habían huido de Turquía ante la inminencia deuna nueva crisis, encontrándose ahora, después de un éxodo a través dediversos países de Europa, en busca de una propiedad en venta en losalrededores de París.Compraron a la viuda de Maitre Labori, el abogado de Dreyfus, suamplia propiedad del Prieuré de Avon, cerca de Fontainebleau. Gurdjieff estableció allí una sorprendente comunidad que suscitó inmediatamentegran curiosidad.En esos años de posguerra, cuando tantas ilusiones se habían des-vanecido, el Occidente tenía una profunda necesidad de certidumbres. Losingleses fueron los primeros en acudir al Prieuré, atraídos por P. D.Ouspensky (escritor ruso nacido en 1877, muerto en Londres en1947). Luego se sumaron a ellos algunos norteamericanos.Críticos, editores, médicos, la mayoría tenía nombre conocido. Ibanal Prieuré como se va hacia una experiencia difícil, pero que -si Gurdjieff era quien se les había dicho- les abriría la puerta del Conocimiento.El Prieuré correspondió a su esperanza.

Descargar PDF/eBook

PSICOLOGÍA DE LA POSIBLE EVOLUCIÓN DEL HOMBRE – P. D. Ouspensky

Para quien se acerca por primera vez a la enseñanza de Gurdjieff, este libro es ideal. Con notable claridad y síntesis, ofrece una panorámica de sus ideas fundamentales y propone ejercicios prácticos para constatarlas.En cinco conferencias enfoca su atención sobre los diferentes estados de conciencia, la mecanicidad, el «recuerdo de sí», el estudio de los diferentes centros del hombre y su división en siete categorías, siempre desde el punto de vista de los que él puede llegar a ser. Una vez que se da cuenta de que no tiene prácticamente ningún control sobre las circunstancias exteriores ni los estímulos internos, el ser humano puede encontrar y transitar un camino que le permita trabajar con un grupo para liberarse de esta vida mecánica y alcanzar la unidad interior.Poco tiempo después de la muerte de P. D. Ouspensky, en 1947, fue publicado por primera vez este libro sustantivo, Psicología de la posible evolución del hombre, basado en cinco conferencias dictadas en Londres por el autor.Su influencia en la escena intelectual y artística europea de los años veinte y treinta del siglo XX, así como en la avant-garde rusa, fue inmensa.Existen testimonios de que entre los más asiduos asistentes a sus conferencias se hallaban figuras de la talla de Aldous Huxley, T. S. Eliot, Gerald Heard, Maurice Nicoll y otros escritores, periodistas y científicos famosos.OUSPENSKYPiotr Demiánovich Ouspensky (Moscú, 1878 – Surrey, Inglaterra, 1947) fue el filósofo e investigador ruso que acogió la geometría euclidiana y no euclidiana en sus numerosos libros sobre la psicología y las dimensiones más elevadas de la existencia.Ouspensky estudió el sistema del maestro griego-armenio G. I. Gurdjieff directamente bajo sus supervisión desde 1915 hasta 1924, y sobre esta base preparó no sólo las conferencias que se recogen en este libro, sino también el más completo y preciso tratado acerca de las enseñanzas de Gurdjieff, publicado bajo el nombre de Fragmentos de una enseñanza desconocida.

Descargar PDF/eBook